viernes, 24 de abril de 2009

libro pendiente n° 73 terminado

Okay. Fahrenheit 451 me gustó mucho, pero quizá no tanto como el postfacio que encontré al final del ejemplar escrito por Bradbury en el '93. Creo que lo que más me gustó fue la manera en que estaba redactado, el hecho que contara con toda tranquilidad cuánto le gustaba leer cuando era chico, que su familia estaba un poco loca y que uniendo sus cuentos cortos hizo que toda la novela tomara fuerza, con la ayuda de varios editores que se ofrecieron a publicarlo cuando la censura en sí era considerado uno de esos temas que no se tocan en la mesa de ninguna familia de bien. Sí; definitivamente me gustó más el postfacio que la novela. Debería haberle pedido este libro a DG hace mucho. Ahora voy a poder dejar de evadir mis responsabilidades (las pocas que me dan este año) y empezar a leer Del amor y otros demonios, que en comparación con con fahrenheit y los cuentitos de mujeres asesinas que no me pude resistir a sacar de la biblioteca, me suena más bien como una de las anécdotas de mi abuela que me contó ya una y otra vez. No tengo ganas de leer García Marquez. Espero poder arrepentirme de haber dicho esto una vez que lo termine.

1 comentario:

val dijo...

Los libros de García Márquez no me gustan mucho, principalmente porque su forma de escribir es bastante confusa y pesada.

El amor en tiempos de cólera me pareció interminable, sobre todo porque cada tanto comenzaba a narrar todo de manera confusa y tenía que prestarle demasiada atención para no perderme.

De todas formas, no debería criticarlo de ésta forma, quizás sus otros libros son mejores, espero que luego me cuentes que te pareció.